Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 14 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:44

El Real Madrid sale vivo ante el Chelsea

El Real Madrid sale vivo ante el Chelsea

El Real Madrid  sobrevivió ante el Chelsea, sacando un valioso empate (1-1) en el partido de ida de las semifinales de la Champions que se disputó en el Alfredo Di Stéfano, en medio de lluvia y tormenta.

En los primeros minutos, fue la tormenta perfecta de los ingleses que arrollaron al Madrid. Courtois y Benzema, evitaron males mayores. Así como Militao, que cuajó un gran partido.

El encuentro resultó como se preveía . El Chelsea es un equipo muy duro de roer con una gran preparación física; y el Madrid de nuevo se echó en manos de Benzema, que con su gol empató la eliminatoria que tendrá su continuidad en Londres.

El equipo de Zidane, comenzó a la deriva, sin sitio y haciendo aguas por todos las parcelas y sin  enterarse que estaban en unas semifinales. El Chelsea jugaba como quería, entraba en el área blanca como Juan por su casa. A los ocho minutos, Courtois salvó un mano a mano con Wegner. El gol se cantaba y llegó la pierna milagrosa del guardameta belga. Pero ahí no se paraba la cosa, los ingleses con Kanté (qué jugador) y Jorginho rompían una y otra vez el centro del campo del Real Madrid. Casemiro, Modric  y Kroos estaban perdidos. Si el centro del campo de Madrid no late, el juego se para y eso fue lo que pasó.

Aquella manada azul era un incordio para el equipo de Zidane, que apareció al encuentro sin sitio y sin fundamentos. A lo que parecía parsimonia del Real Madrid  , el Chelsea ponía exuberancia física y muy buena colocación con ese sistema de Tuchel, el 3-4-2-1 que acordona al equipo por el centro. Los ingleses eran muy superiores en lo individual y en lo colectivo.

Era un ir y venir del equipo londinense muy superior en lo físico a un Madrid con las fuerzas muy justas. Se presagiaba lo peor para los blancos. Al cuarto de hora, Pulisic encontró la espalda de los centrales en un envío de Rudiger, sorteó a Courtois y marcó el 0-1 entres los centrales de Madrid que defendieron muy mal desde el inicio de la jugada hasta el final.

Eran lobos contra corderos. Menos mal que la vanguardia inglesa es poco creativa. Más de media docena  de veces se plantaron en el área de Courtois y siempre se diluyeron en le último instante. En caso contrario hubiesen sentenciado la eliminatoria

Nadie en el Madrid  daba un paso hacia adelante, salvo Benzema, un verso suelto. Su duende e inspiración, dan esperanzas a su equipo para el encuentro de vuelta. De su botas llegó la primera reacción al inventarse un zurdazo que fue al palo. De alguna forma proclamó que el Real Madrid existía. El francés, era el único que sacaba la cara porque apenas había noticias de Modric, Casemiro y Kroos a quienes entre Kanté, Jorginho y Maunt, un jugador que encuentra espacios como nadie, borraron de la circulación.

En este escenario de máxima adversidad, llegó la supervivencia  del Madrid que empató en el minuto 29. Marcelo centró desde la izquierda, pasó por las cabezas de Casemiro y Militao hasta llegar a Beznema que resolvió magistralmente: un control de cabeza y una gran volea. Era él, contra el Mundo.

 El gol y la lluvia bajó el  ritmo del Chelsea y el partido comenzó a igualarse. La segunda parte ya fue como se presagiaban los pronósticos. El Madrid, encontró el sosiego que le faltó en los primeros 45 minutos,  cerró líneas y se protegió mucho mejor; y el Chelsea ya no encontró tantos espacios y se volvió más conservador.

Los dos equipo firmaron tablas a la espera del partido de vuelta. Ni uno ni otro, quisieron correr riesgos Son conscientes que la batalla va a ser dura y larga.

 El Madrid sobrevivió tras una extraordinaria puesta en escena del Chelsea, que le perdonó la vida. Circunstancia que le puede acarrear un disgusto en Stamford Bridge. El Madrid en copa de Europa es, otra historia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad