Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:32

Victoria del Madrid que espera a Mbappé

Victoria del Madrid que espera a Mbappé

Mientras la negociación  con el PSG por Mbappé se mantiene congelada y acapara toda la actualidad entorno al Real Madrid, el equipo de fútbol intenta no distraerse ante tanto empacho sobre un fichaje que está dando más vueltas que un trompo, y ganó 0-1 al Betis en él siempre complicado Benito Villamarín.

Fue un triunfo con mas sombras que luces, pero victoria al fin y al cabo que dio fe de un Madrid practico y con oficio. Ganó haciendo un ejercicio de supervivencia ante un Betis que presentó dura batalla, sobre todo en el primer tiempo donde dejó sin apenas recursos a los madridistas. Magistralmente dirigidos por Canales y con las fantasías de Fekir, los béticos dominaron durante casi todo el primer tiempo, aunque carecieron de pólvora.

En esa primer periodo, el Madrid solo dominó durante los primeros minutos donde el velocista y eléctrico Vinicius, que con toda justicia  le ha quitado el puesto de titular a Hazard, fabricó la primera ocasión  que Benzema falló por milímetros tras un disparo con mucho empaque. Un poco más tarde, Militao tuvo otra buena ocasión. Ahí se acabaron las andanzas del Madrid en los primeros 45 minutos.

El Betis, se rehizo del susto inicial y se hizo dueño del balón y de la posesión, creciendo en su juego gracias al buen hacer de Canales, el dueño del centro del campo bético, que contó con la colaboración de  Guido y Cuadrado. Echaron al Madrid atrás, que en esta ocasión se defendió muy bien, con Alaba como auténtico alma mater de esta nueva defensa. Nadie se acuerda ya de Sergio Ramos. El caso es que  hasta llegar al descanso vimos a un   descosido Real Madrid . Y es que el equipo de Ancelotti  durante el primer tiempo, sufrió y completó los peores minutos en lo que va de campeonato. Estuvo lento con el balón lastrado por la parsimonia que muchas veces le pone Casemiro y por los toques de más que siempre suele dar Isco.

Sin Modric ni Kroos, al Madrid le faltan ideas, de las que careció en el Benito Villamarín.

Pero el despertador sonó para el equipo blanco nada más comenzar el segundo periodo donde salió con más energía y poniendo una velocidad más. Subió varios metros la presión y con ello la posesión, sintiéndose más cómodo.  Ademas, el Betis se había venido abajo en parte porque  su compás, Canales y su caballo trotón, Guido sufrieron el apagón físico y con ellos se apagó el Betis. Mientras que el Madrid se agrando, y empezó a crear peligro con varios centros de Miguel Gutiérrez y Bale, que apareció un poquito más. Los blancos fueron los dueños absolutos hasta lograr el gol en el minuto 60. Tanto logrado por Carvajal, en una jugada que inició Miguel Gutiérrez con un robo en el centro del campo y que después continuo Benzema, quien dio  un preciso y elegante pase al lateral derecho  que culminó con una bonita volea.

Un gol que el lateral festejó por todo lo alto después de todo lo que sufrió la temporada pasada, que como recordarán, se pasó más tiempo en la enfermería que en el césped. Se lo merecía y por eso lo celebró con rabia.  

El gol hizo que el Madrid retrocediera los metros  que había avanzado al comienzo del segundo periodo, permitiendo acercamientos peligrosos del Betis que tuvo dos buenas ocasiones para empatar, pero que desbarató Courtois con su consabida sobriedad.

Entonces llegaron los cambios, Hazard salió por Vinicius, que de nuevo llevó la alegría con regates para todos los gustos; Asensio  por el siempre apagado y muchas veces desaparecido, Bale; Lucas Vázquez  por el sobador de balones, Isco y Rodrygo por el lesionado Miguel Gutiérrez que fue de los mejores del partido. Aquí el Madrid tiene un lateral izquierdo de mucho nivel. Mejor que Mendy y que el actual Marcelo.

El caso es que el Real Madrid sin brillo y con sombras, logró un importante triunfo en Sevilla que le permite seguir creciendo. Su juego en muchas fases deja mucho que desear, pero la realidad futbolística es que el cuadro de Ancelotti ha sumado siete puntos en tres partidos, los tres fuera de casa en un mes  que estuvo sobresaliente en Vitoria,  sobrevivió ante el Levante donde fue capaz de lo mejor y de lo peor; y ha estado un poco soso frente al Betis, al que ganó por oficio.

  Y mientras tanto, el vestuario del Real Madrid espera con los brazos abiertos a Mbappé