Buscar
04:44h. Lunes, 19 de Noviembre de 2018

El Gobierno regional destaca el papel que juega la riqueza gastronómica de Castilla-La Mancha como seña de identidad y atractivo turístico

La delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Olmedo, ha destacado la gastronomía como una de las grandes potencialidades turísticas que posee Castilla-La Mancha gracias a que “se sustenta en nuestros productos agroalimentarios que, en algunos casos, son los mejores del mundo”.
 
Aceite de oliva, jamón, queso, berenjena, cordero, azafrán o los grandes vinos son alimentos todos ellos que se pueden degustar en “la gran oferta de restaurantes de calidad que ofrece nuestra tierra” y que contarán siempre con el respaldo y promoción por parte del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page.
 
En este sentido, Olmedo ha subrayado que la estrategia turística del Gobierno de Castilla-La Mancha “es un planteamiento de 360 grados, ya que no solamente incluimos patrimonio o medio ambiente, sino cultura y, en particular, la gastronomía”.
 
Ha sido en el transcurso de las XIV Jornadas del Guiso de las Bodas de Camacho celebradas en Alcázar de San Juan como antesala a este evento que tendrá lugar el fin de semana del 24 y 25 de noviembre. “Todo un referente que marida a la perfección gastronomía y vino con la mirada puesta en la historia de la universal obra del Quijote”, ha indicado Olmedo.
 
La responsable del Gobierno regional ha apuntado que “estamos ante una iniciativa turística y gastronómica que pone en valor elementos culinarios, pero también culturales e históricos unidos desde siempre a esta localidad que, además, permite conocer de cerca las tradiciones manchegas”.
 
De igual modo, Olmedo ha valorado el Guiso de las Bodas de Camacho como “un elemento dinamizador de la economía local”, no en vano cuenta con la colaboración de más restaurantes y establecimientos que apuestan por la gastronomía tradicional o por una reinterpretación respetuosa.
 
Y a todo ello, la delegada de la Junta ha añadido un elemento más que ofrece esta propuesta gastronómica, ya que “no deja de ser una excusa perfecta para realizar una inmersión en la tierra del Quijote y que se puede completar con visitas al rico y variado patrimonio cultural que ofrece Alcázar de San Juan”.
 
Por último, además de los agradecimientos al gremio de la hostelería a través de la Asociación