Emiliano García-Page anuncia que destinará 13 millones de euros en ayudas para los trabajadores autónomos de la región

En la misma línea de apoyo a los autónomos, el presidente regional ha avanzado que, en el entorno del otoño, “cumpliendo con los compromisos que habíamos adquirido, podremos perfilar y anunciar incluso una tarifa especial que llaman en muchos sitios ‘plana’”.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha anunciado hoy que se van a aprobar 13 millones de euros para apoyar el inicio y la consolidación de actividad de los autónomos de Castilla-La Mancha; un acuerdo que pasará por Consejo de Gobierno el martes de la próxima semana. García-Page hacía estas declaraciones, esta mañana, en el transcurso de una visita a la multinacional logística sanitaria ‘Alloga’, con centro en la localidad de Illescas (Toledo).

La iniciativa anunciada por García-Page, con origen en la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, conlleva ayudas directas de 3.000 euros para los autónomos que inician su actividad en toda la región, y de 2.000 euros para aquellos que tienen entre dos y tres años de antigüedad y desarrollan su actividad en las zonas rurales y en riesgo de despoblación en la región; así como para las mujeres autónomas con entre dos y tres años de antigüedad en toda Castilla-La Mancha. En concreto, se estima que con esta partida se podrá apoyar el inicio y la consolidación de actividad de cerca de 5.000 personas trabajadoras autónomas en la región.

“Nos importa mucho que la actividad económica se reparta y llegue lo más lejos posible”, ha subrayado el jefe del Ejecutivo regional, que también ha recordado que este año, en el entorno del otoño, y cumpliendo con los compromisos que habíamos adquirido, podremos perfilar y anunciar una tarifa especial, la tarifa que llaman en muchos sitios plana”, ha explicado, al tiempo que ha garantizado que “será buena, muy buena y la queremos plantear al menos dentro de este año, con vistas a que empiece a ser operativa el año que viene”.

Junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, el presidente de la Comunidad Autónoma ha recorrido parte de las instalaciones de esta multinacional de productos sanitarios y ha aprovechado para alentar a todos los actores participantes en el proceso de creación, entrega y suministro de medicamentos a que no les falten a los más humildes que también los necesiten.

Para el presidente de Castilla-La Mancha es muy importante que no haya “brechas en los suministros de fármacos” y que si es necesario se cree una especie de “cuota solidaria” para que tengan acceso a los mismos “los más humildes, los que menos tienen”, ha dicho.

“La geografía, como el clima, condiciona casi todo y nosotros tenemos la intención, lógicamente, de que todo el desarrollo repercuta territorialmente”, ha indicado García-Page argumentando al mismo tiempo que eso conlleva “hacer infraestructuras donde no son hoy las más necesarias, pero son necesarias para mañana, en la cohesión de los servicios públicos que tienen que llegar a todo el Mundo, independientemente de la capacidad de renta que tengan los territorios”.

Para el presidente, Castilla-La Mancha, es una especie de “caja torácica” de la vecina Comunidad de Madrid que, ha argumentado, “necesita de todo el entorno, casi diría metropolitano, que significa Guadalajara, parte de Cuenca, parte de parte de Toledo, porque si aquí nos constipamos Madrid entra en pulmonía”, ha apuntado.

Consciente de la importancia que el crecimiento del sector logístico tiene para el reparto de la riqueza a lo largo y ancho de toda la Comunidad Autónoma, García-Page ha subrayado que una “correcta gestión” es una las principales puertas de entrada de este tipo de empresas logísticas multinacionales. “La mejor legitimación de una Administración que nace nueva al amparo de la democracia es la del ejercicio, de la gestión”, ha explicado.

“En democracia las administraciones o los proyectos políticos que merecen la pena son los que le sirven a la gente, si funciona bien, si no, hay que cambiarlo”, ha considerado. En su intervención, el presidente ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene un objetivo de medio plazo también, y es que “todo este crecimiento de grandes empresas que se genera cree empleo, desarrollo de impuestos y en ingresos” que permiten distribuir y canalizar la riqueza.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement