El Gobierno regional destaca la especialización y desarrollo de la categoría profesional de los celadores como figura transversal en las organizaciones sanitarias

El director gerente del SESCAM, Alberto Jara, ha subrayado que la calidez, empatía y profesionalidad de los celadores resultan clave para generar un ambiente de confianza y bienestar, tanto para los pacientes como para sus familias.

El director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Alberto Jara, ha destacado hoy la especialización y desarrollo de la categoría profesional de los celadores como figura transversal en las organizaciones sanitarias.

Jara ha participado en la inauguración de las XXIII Jornadas Nacionales de Celadores y responsables de Celadores, un encuentro que, bajo el lema ‘Celadores, el primer eslabón’, reúne en Toledo a más de 155 participantes, poniendo el foco en la formación y destacando el papel fundamental que desempeñan estos profesionales como una de las piedras angulares en la atención sanitaria.

“Ciertamente esta profesión ha evolucionado, hace mucho tiempo que el celador dejó de ser ‘el camillero’, y su labor va más allá de la logística y el traslado de pacientes. Los celadores son el primer contacto que tienen los pacientes al ingresar a un centro hospitalario y, como primer eslabón en esa cadena de atención, establecen el tono inicial de la experiencia del paciente en el hospital”, ha indicado el gerente.

A este respecto, ha insistido en que los celadores son la primera cara que ve el paciente, “la mayoría de las veces preocupado por su salud, y vuestra empatía marca la diferencia entre vivir una experiencia hostil y traumática o una de mayor calidez, humanizando la consulta médica o la dura espera antes de entrar en un quirófano”.

Según el gerente del SESCAM, la calidez, empatía y profesionalidad de los celadores resultan clave para generar un ambiente de confianza y bienestar, tanto para los pacientes como para sus familias.

Así, Jara ha insistido en destacar que la labor del celador contribuye significativamente a la eficiencia y humanización de la atención sanitaria, “pues sois el rostro amable que brinda apoyo, consuelo y seguridad en momentos de vulnerabilidad, lo que promueve un ambiente de cuidado holístico y respeto mutuo”.

“Las funciones del celador constituyen una parte fundamental del trato humano, pero también de los cuidados y de la asistencia sanitaria que el paciente recibe en el hospital”, ha señalado Jara, quien ha trasladado el apoyo del Gobierno regional a este colectivo en su reivindicación de la necesidad de acceder a esta profesión tras una formación reglada, tal y como ocurre con otras categorías.

Por último, ha puesto en valor que la actitud innovadora también esté emergiendo en la figura del celador. En este sentido, ha puesto como ejemplo el estudio realizado por dos celadores de quirófano del Hospital Nacional de Parapléjicos, que demostró la eficacia de una innovación que mejora la posición del lesionado medular en la mesa quirúrgica. Un ejemplo, ha dicho Jara, que demuestra que desde cualquier ámbito de la sanidad “podemos ser proactivos y tener iniciativas en beneficio de la organización y del paciente”.

El director gerente del SESCAM ha estado acompañado por el director general de Recursos Humanos y Transformación, Iñigo Cortázar; el presidente del Comité Organizador de las Jornadas, Angel Luis López Rodríguez; la gerente del Complejo Hospitalario de Toledo; y las directoras médico, de enfermería y de gestión del Hospital Nacional de Parapléjicos, Mónica Alcobendas, María Jesús Bocos y Sagrario Carabaño, respectivamente.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement