El Gobierno regional pone en marcha el nuevo contrato de gestión del Servicio Público de Teleasistencia de Castilla-La Mancha

La consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha informado de la entrada en vigor, el pasado 1 de abril, del nuevo contrato para la prestación del Servicio Público de Teleasistencia con la empresa ‘Tunstall Televida’ por un importe de 42,9 millones de euros. Un contrato que posibilita que “las 70.000 personas usuarias de este servicio puedan seguir manteniendo esta prestación, pero también poder ampliarla en estos cuatro años”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha el nuevo contrato de gestión del Servicio Público de Teleasistencia de Castilla-La Mancha, que ha entrado en vigor el pasado 1 de abril de 2024. Así lo ha explicado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la visita que ha realizado a las oficinas centrales, ubicadas en Guadalajara, donde ha estado acompañada por la delegada de Bienestar Social, Carmen Gil, y los responsables de la empresa adjudicataria del servicio por licitación pública; ‘Tunstall Televida’, Abel Delgado, director general de Tunstall España y el CEO de la empresa, Emil Peters.

La sede central y centro de atención del Servicio Público de Teleasistencia está ubicada en Guadalajara capital, desde donde se brinda cobertura a toda la región. Con una plantilla de 76 teleoperadores, el servicio atiende actualmente a 71.673 personas usuarias a través de 56.607 terminales.

Sin embargo, “son más de 170 trabajadores los que conforman este dispositivo a lo largo de toda la región para dar servicio al 90 por ciento de los municipios de Castilla-La Mancha, llegando con esta prestación a 836 municipios”, ha asegurado García Torijano, quien ha conocido de primera mano el funcionamiento de los nuevos dispositivos tecnológicos que incluye el nuevo contrato, así como ha contactado telefónicamente con algunos de los usuarios del servicio.

Desarrollo tecnológico y mejoras del nuevo contrato

El nuevo contrato, valorado en 42,9 millones de euros, tiene un periodo de vigencia de cuatro años más uno de prórroga y, según la consejera, posibilita que “las 70.000 personas usuarias de este servicio puedan seguir manteniendo esta prestación, pero también poder ampliarla en estos cuatro años” con un crecimiento anual de 3.600 terminales y 5.000 personas usuarias, hasta alcanzar el objetivo de llegar a 93.000 beneficiarios y 71.600 terminales para marzo de 2028.

En concreto, la titular de Bienestar Social ha detallado que serán 20.000 nuevas personas usuarias las que se incorporen en este tiempo mediante este nuevo contrato, que también recoge “nuevas mejoras” como la incorporación de “dispositivos inteligentes que dan la posibilidad a que se puedan instalar dentro del hogar y poder dar una mayor atención y mejor calidad y prestación del servicio”, tales como detectores de fuego, humo, gas, caídas, dispositivos de accesibilidad para personas con problemas de comunicación. En marzo de 2028 se prevé contar casi con 8.000 dispositivos que podrán atender a unas 10.000 personas.

Bárbara García ha destacado que “aunque se apuesta por la innovación tecnológica, se tiene en cuenta la posible brecha digital, buscando que el servicio sea accesible y fácil de usar para todas las personas usuarias”.

Asimismo, ha manifestado que el desarrollo tecnológico también se refleja en iniciativas como la geolocalización de dispositivos móviles, el proyecto de Telecuidado Proactivo y la detección de situaciones de riesgo mediante inteligencia artificial.

“Hacemos mucho hincapié en la digitalización de este servicio y en la inteligencia artificial”, ha asegurado, y ha avanzado que se van a digitalizar un 95 por ciento de los terminales, mientras que, actualmente, son cerca del 21 por ciento los terminales de Teleasistencia que ya se encuentran digitalizados.

Teleasistencia, un servicio público y gratuito que ha cumplido 25 años

El Servicio Público de Teleasistencia se incorporó al catálogo de prestaciones de Castilla-La Mancha hace 25 años y desde entonces se ha convertido en uno de los servicios mejor valorados por la ciudadanía, como ha explicado la responsable de Bienestar Social.

Se trata de una prestación pública y gratuita que, desde el año 2020, está garantizada tanto para las personas de 70 años o más años, independientemente de que vivan solas o acompañadas, y personas con dependencia reconocida, sin importar su edad o situación de convivencia.

García Torijano ha explicado que el perfil de las personas beneficiarias de la teleasistencia está compuesto en su gran mayoría, un 94 por ciento del total, por personas mayores de 70 años y también hay predominancia de mujeres (el 71 por ciento son usuarias). Además, un 40 por ciento del total de beneficiarios viven solos en su domicilio, por lo que no sólo les proporciona mayor seguridad y prolonga la permanencia de los mayores en su hogar mediante el uso de tecnología avanzada, sino que también les ofrece una atención personalizada y permanente las 24 horas del día.

La consejera ha enfatizado el papel crucial de los profesionales del servicio, quienes “están preparados para ofrecer una atención cercana y personalizada, contribuyendo así a la seguridad y bienestar de las personas mayores y dependientes a través de la Teleasistencia”.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement