Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 15:28

Buen comienzo de las XXXI Jornadas Cervantinas en honor a Dulcinea en El Toboso

El participativo desfile popular y la apertura del mercado cervantino dieron el pistoletazo de salida a un fin de semana repleto de actividades

Buen comienzo de las XXXI Jornadas Cervantinas en honor a Dulcinea en El Toboso

La localidad de El Toboso ha viajado en el tiempo y se ha sumergido de lleno en el Siglo de Oro, de la mano de las XXXI Jornadas Cervantinas en honor a Dulcinea organizadas por el Ayuntamiento toboseño.

Banderines y pendones decoran las calles y fachadas de este pueblo típicamente manchego que este fin de semana ha vivido uno de sus momentos más especiales del año.

Las Jornadas Cervantinas, declaradas de Interés Turístico Regional, arrancaron el viernes con un espectacular desfile popular en el que participaron numerosos vecinos ataviados con trajes de la época cervantina.

Acompañados por una charanga de músicos locales y por los Gigantes y Cabezudos, los participantes recorrieron las calles principales desde el Parque de la Glorieta hasta la Plaza de Juan Carlos I para rendir homenaje a Dulcinea.

En la inauguración, la alcaldesa toboseña, Pilar Arinero, resaltó que “Dulcinea se merece este homenaje que le brinda El Toboso, porque gracias a ella y a la pluma de Cervantes, nuestro pueblo es universal”. Tras ello, las Dulcineas Juveniles e Infantiles dieron lectura a varios poemas a Dulcinea y a la carta de Don Quijote a su amada.

El sábado, lugareños y personas llegadas de diferentes puntos de la región y de fuera de ella han podido disfrutar de numerosas actividades lúdica y culturales. Desde primeras horas de la mañana, un grupo de encajeras de la Asociación de Encajeras Dulcinea de El Toboso han ofrecido una exhibición del arte de los bolillos con la que han acaparado la admiración de los viandantes.

Los más pequeños han tenido la oportunidad de divertirse y poner a prueba sus habilidades, equilibrio y puntería, con juegos tradicionales realizados con material reciclado, como zancos, bolos o construcciones, entre otros.

Esta ha sido una de las propuestas del Mercado Cervantino que se extiende por las calles Ana Zarco y Don Quijote, en el que participan numerosos artesanos exhibiendo y poniendo a la venta una gran variedad de productos como bisutería, artículos de madera y papel, juguetes y flores secas, entre otros. Talleres infantiles, gastronomía, atracciones y tiro con arco son otros de los ingredientes de este mercado.

El teatro de calle es otro de los reclamos de estas Jornadas Cervantinas en honor a Dulcinea. Niños y mayores han podido disfrutar de la representación de la obra ‘El viaje de Isabella’, a cargo de la compañía La Tartana Teatro, que ha conquistado al público con una historia escenificada con marionetas y con música y voz en directo.

La oferta del pasado sábado por la mañana se completaba con la interpretación de ‘Músicas de Danzas del Siglo de Oro’ a cargo de la compañía Troballeros y con un brindis teatralizado en la bodega Campos de Dulcinea.

Las XXXI Jornadas Cervantinas también han contado con la presentación de numerosos libros, entre ellos ‘Cloaca máxima’ del toboseño Antonio Sánchez Valdepeñas, un libro ambientado en la época del Imperio Romano y escrito en clave humorística. 

Las jornadas continuaban hasta el domingo con muchas más propuestas. Entre ellas destacaba el concierto del sábado, a las 21,30 horas en el Auditorio Municipal, en el que se estrenaba la cantata compuesta por Juan Carlos Navas ‘Los amantes de Teruel’ y ‘El amor brujo’, que corría a cargo de la    Hesperian Symphoni Orquesta, dirigida por Antonio Ariza. Asimismo, por la noche a desde 00,30 horas, en el Patio de la Noria, se disfrutó de una nueva representación de las ‘Noches Golfas del Siglo de Oro’.

El domingo tenía lugar en la Glorieta de García Sanchiz, con la Compañía Ágape Teatro la representación de la obra ‘La triste princesa’ y a las 13,00 horas, en la Plaza Juan Carlos I, la Compañía Rolling Circus ofrecía el espectáculo circense ‘Run Away’. Ya por la tarde, a las 17,00 horas, en la Plaza Juan Carlos I, la Compañía Ágape Teatro, se llevaba cabo la gymkana infantil ‘Tras los pasos del Quijote’ destinada a niños de edades comprendidas entre los 5 y los 10 años.

A las 18,30 horas, en la Plaza del Arco, la Joven Compañía de El Toboso interpretaba los entremeses ‘La entrada a la comedia’, ‘Las cuatro princesas’ y ‘Las aceitunas’. El broche final de estas jornadas lo ponía la obra ‘La selva sin amor’, a cargo de la Compañía ‘La máquina real’, que se representaba a las 20,30 horas en el Auditorio Municipal ‘José Ángel Muñoz’.