Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 03:11

La procesión más larga de la cristiandad, El Vítor, ha convertido a Horcajo de Santiago en punto turístico este fin de semana

Horcajeños, horcajeñas y visitantes pudieron lanzar sus vítores dentro de la Iglesia hasta las 21:30 horas, que fue el momento en el que el portador del estandarte se lo entregó a los caballeros a las puertas del templo parroquial. Salvador, Julián y José Andrés, esperaban ansiosos su momento subidos a los caballos.

La procesión más larga de la cristiandad, El Vítor, ha convertido a Horcajo de Santiago en punto turístico este fin de semana

El Vítor es la procesión más larga de la cristiandad, y otro año más ha dejado constancia de ello.

El 7 de diciembre Horcajo de Santiago se convertía de nuevo en punto de encuentro turístico gracias a El Vítor. Estamos ante un turismo religioso y también tradicional, que pasa de generación en generación y que se ha consolidado en la región y en parte de la geografía española.

El sábado a las ocho de la tarde la Iglesia Parroquial se sumergió en un profundo silencio previo al cántico de la Salve a María Inmaculada. Pocos minutos después, el estandarte asomó por la puerta de la sacristía en las manos de Víctor Arquero.

Horcajeños, horcajeñas y visitantes pudieron lanzar sus vítores dentro de la Iglesia hasta las 21:30 horas, que fue el momento en el que el portador del estandarte se lo entregó a los caballeros a las puertas del templo parroquial. Salvador, Julián y José Andrés, esperaban ansiosos su momento subidos a los caballos.

Este año la duración de la procesión ha sido de más de 22 horas. Casi un día entero de recorrido por las calles y ermitas de Horcajo de Santiago. Después, tuvo lugar la procesión de la imagen de María Inmaculada y la tradicional pólvora.

El lunes, Horcajo continuó con la fiesta de la “virgencilla”, como se conoce popularmente, un día dedicado a recordar a todos los difuntos que ya no están con nosotros.

El Ayuntamiento de Horcajo de Santiago, y la Comisión de Festejos, agradecen un año más a todo el pueblo de Horcajo su compromiso y su amor por las tradiciones, ya que gracias a la ayuda de todos, esta fiesta puede seguir celebrándose.