Quijote Digital

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

El Festival de Teatro Almoradiense cierra con un canto a la vida con la obra “La Respiración” de Alfredo Sanzol

El II Festival de Teatro Almoradiense llegaba a su fin el pasado 31 de julio con la última representación “La Respiración” de Alfredo Sanzol, donde ocho grandes artistas daban todo sobre el escenario haciendo disfrutar al público en las cuatro sesiones que representaron.

El Festival de Teatro Almoradiense cierra con un canto a la vida con la obra “La Respiración” de Alfredo Sanzol

La Puebla de Almoradiel ha derrochado cultura por los cuatro costados durante todo el mes de julio gracias al II Festival de Teatro Almoradiense que se celebra desde el 23 de junio al 31 de julio.

El Festival ponía el broche de oro con la obra “La Respiración” de Alfredo Sanzol, un canto a la vida que permitió hacer pasar un buen rato a los espectadores que asistieron a la representación en alguna de sus cuatro sesiones.

Alfredo Sanzol es el director del Centro Dramático Nacional desde hace dos años. La obra “La Respiración” ganó en 2017 el premio Max a mejor autoría teatral y el premio Max a mejor interpretación femenina de su protagonista. Fue un auténtico éxito en Madrid, en el Teatro de la Abadía

Tal y como explicaba el propio autor de la obra, es un regalo para todos los que hayan visto el pabellón de su autoestima en lo más alto pero también en lo más bajo gracias al amor. Para todos los que han conseguido que la posición del pabellón de su autoestima no dependa de nadie. Para todos los que sienten y piensan que, a pesar de lo que hagas con el pabellón de tu autoestima, cuando te enamoras te la juegas. Para todos los que se la juegan y para todos los que ganan y pierden. Para todos los que han conseguido aprender a empatar con la vida.

José Manuel Tostado, Laura Extremera, Paqui Maqueda, Cristina Nieto, Elena Sánchez, Raúl Cicuéndez, Diego Herrán y Rubén López, han sido los protagonistas de esta obra que cuenta la historia de Nagore una mujer que acaba de separarse, por lo que acude a refugiarse a los brazos de su madre Maite. Gracias a los consejos de su madre, se embarca en un viaje emocional y espiritual que será una auténtica aventura. Este proceso la ayuda a encontrar un nuevo equilibrio, una nueva forma de vida.

En definitiva, una comedia, que conquistó a los casi 400 espectadores y que les permitió disfrutar de una vía de escape y de soltar más de una carcajada, resultando el cierre perfecto para esta segunda edición del Festival de Teatro Almoradiense.