Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 08:11

Mora se convierte en el epicentro de la producción olivarera sostenible con la celebración de las Jornadas Naturaceite 2022

El Alcalde moracho, Emilio Bravo, dio la bienvenida ayer a una decena de expertos y un centenar de olivicultores llegados de diferentes comarcas de Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Mora se convierte en el epicentro de la producción olivarera sostenible con la celebración de las Jornadas Naturaceite 2022

La localidad toledana de Mora se ha convertido en el epicentro de la producción olivarera sostenible con la celebración de las II edición de la Jornada NaturAceite, organizadas por el Ayuntamiento de la localidad, eldiario.es de Castilla-La Mancha, en su sección Agroalimentaria, y que además contaron con el  patrocinio de Eurocaja Rural y la colaboración de Campo y Alma y la Fundación Global Nature.

Los encargados de inaugurar esta Jornada sobre olivar y biodiversidad fueron el Alcalde de Mora, Emilio Bravo, el Viceconsejero de Medio Rural de Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Agapito Portillo, y el Presidente de Eurocaja Rural, Javier López Martín.

Emilio Bravo, tras dar la bienvenida a la localidad a los cerca de cien olivicultores que habían acudido de diversas zonas Castilla-La Mancha, pero también de comarcas de Andalucía y Extremadura, recordaba cómo la Mora había logrado recuperar una zona degrada por las balsas de alpechín “gracias a un proyecto de la Unión Europea de un millón de euros, con el que nos convertimos en pioneros en toda Europa”.

Además, puso en valor la celebración de las jornadas de NaturAceite, “desde el ayuntamiento apostamos por la celebración de este tipo de jornadas porque queremos apoyar y poner en valor el sector olivarero y de producción del Aceite de Oliva Virgen Extra, y muy especialmente a los agricultores y productores de Mora, ya que ellos constituyen uno de los principales motores económicos y generador de empleo de nuestra localidad”, indicó Bravo.

Las Jornadas, que también se pudieron seguir en directo a través de las redes sociales del consistorio moracho, tienen lugar como antecedente a la Fiesta del Olivo que “nació hace 67 años en torno al aceite, la aceituna y al olivar, y de la que nos sentimos todos los morachos muy orgullosos ya que llevamos dentro el olivo y el aceite” apostilló el regidor moracho.

Agapito Portillo, viceconsejero de Medio Rural, también destacaba la importancia social de un sector como el olivar que sitúa a la región como “la segunda productora de aceite de España”, para añadir que esta edición se celebraba “en el corazón olivarero de Castilla La Mancha, Mora”, no en vano, esta localidad es la mayor productora de aceite de oliva de nuestra región. Portillo dijo que “actividades como las de hoy ponen en valor un cultivo muy arraigado en el territorio” y, concretamente, en una zona como la provincia de Toledo que cuenta con la Denominación de Origen Montes de Toledo.

Por su parte, el presidente de Eurocaja Rural, Javier López Martín, destaca a Mora como “el epicentro del aceite de oliva virgen de Castilla-La Mancha, os habéis labrado una fama por la calidad de vuestros aceites”, afirmaba.

Ponencias técnicas

Las jornadas técnicas comenzaban con la intervención de Vicente Rodríguez Niño, el técnico más antiguo de España en asesoramiento de olivares en ecológico, que desarrollaba una ponencia con el título “El cultivo de olivar ecológico: un referente para frenar el cambio climático”, donde desgranó su experiencia en asesorar a explotaciones olivareras tanto de Andalucía como de Castilla-La Mancha.

“El olivar tradicional ecológico a día de hoy es más rentable y mucho más estable en producción que un convencional”, señalaba, pero además tiene mejores rendimientos ya que este tipo de manejo evita la vecería del olivo, “porque la vecería la provoca el ser humano”, y ofrece aceites de mejor calidad.

Ante los olivicultores presente desgranaba algunas de las técnicas para el buen manejo de un olivar en ecológico donde lo fundamental “es el manejo del suelo, aumentar la materia orgánica del suelo permite suelos más aireados, que tienen mayor capacidad de retener nutrientes y humedad”.

Además, a lo largo de la mañana se celebraron dos mesas redondas, la primera de ellas bajo el título ‘Mejorar la biodiversidad como elemento de comercialización diferenciada’ contó con las aportaciones de Andrés Gómez Mora, presidente de Oleotoledo; Clara Madrid, de Al Alma del Olivo; Rufino García-Quirós, CEO de Oleó Quirós; y Gregorio Gómez, presidente de la D.O. Montes de Toledo. Todos ellos dieron las claves para la comercialización de aceites de oliva de calidad donde su sostenibilidad y la trazabilidad de estos son elementos para mejorar su posicionamiento en los mercados.

Las 'Buenas prácticas en olivares biodiversos' fue el tema de la segunda mesa de experiencias en la que participaron: José Eugenio Gutiérrez, director del proyecto Olivares Vivos de Seo Birdlife y delegado Territorial en Andalucía; y Eva María Miquel del Amo, socia grupo operativo Olivares de Miel. En esta mesa también intervino el doctor en Ciencias Ambientales José Antonio Sáez Tovar, que presentó las conclusiones del Proyecto Europeo Life+Regrow de Recuperación Medio Ambiental de las Balsas de Alpechín en desuso que se ha desarrollado en Mora gracias al consorcio participado por el Ayuntamiento de Mora, la Universidad de Almería, la Universidad Miguel Hernández, la Asociación Española de Municipios del Olivo y la Empresa Gestión de Residuos Manchegos.

Posteriormente, los asistentes a la jornada pudieron visitar la zona recuperada donde comprobaron como una zona que era “prácticamente un paisaje lunar” se ha regenerado a través de diversas técnicas y ya crecen en ellas olivos y otras especies vegetales. La zona ha vuelto a ser poblada por la vegetación y las aves y la fauna han vuelto tras años de degradación por la contaminación de estos residuos.

Los técnicos han señalado que en España hay aproximadamente 3.500 balsas como éstas abandonadas y que van a poder poner en práctica las técnicas de recuperación que se han puesto en marcha en este proyecto. De hecho, se va a elaborar un catálogo para que cualquiera que tenga una balsa de alpechín pueda conocer estas técnicas de recuperación.

La zona tiene actualmente ya un puesto de avistamiento de aves y una senda ecológica y posteriormente se plantará un bosque con todas las variedades de olivos que existen en España, más de un centenar.

Aunque el proyecto europeo ha terminado, el Ayuntamiento de Mora tiene intención de seguir con la recuperación de toda esta zona.

Advertisement