Nuda propiedad: una solución para completar la pensión de jubilación

 Nuda propiedad: una solución para completar la pensión de jubilación
photo_camera Nuda propiedad: una solución para completar la pensión de jubilación

En un contexto donde la volatilidad de los mercados y el incremento de la inflación preocupan a los inversores, el sector inmobiliario se consolida como un refugio seguro para aquellos que buscan asegurar su futuro financiero. Particularmente, los jubilados están viendo en la nuda propiedad, la hipoteca inversa y el alquiler vitalicio, opciones valiosas para complementar sus pensiones.

El atractivo del sector inmobiliario no solo radica en su estabilidad percibida tras la pandemia de Covid-19, sino también en la rentabilidad que ofrece. La compra de vivienda para alquiler reportó en 2023 una rentabilidad bruta del 7,1%, superando con creces las opciones tradicionales de inversión como los bonos del Estado o las letras del Tesoro.

Este incremento en la inversión inmobiliaria refleja un cambio en la distribución de la demanda, donde el perfil del inversor gana terreno frente a quienes buscan su primera vivienda. Tanto grandes como pequeños inversores ven en la vivienda un escudo contra la devaluación de sus ahorros.

El perfil típico de estos inversores es el de un hombre de 48 años, con preferencias marcadas hacia comunidades como Madrid y Cataluña. La estrategia de financiar la longevidad a través de la vivienda no solo es factible sino inteligente, considerando que un 77% de los españoles posee al menos una vivienda y un 17% cuenta con dos.

Entre las opciones disponibles, la nuda propiedad permite al vendedor mantener el usufructo de la vivienda hasta su fallecimiento, a cambio de un precio de venta menor al de mercado. La hipoteca inversa, por otro lado, ofrece al nudo propietario una renta vitalicia o un capital, usando la vivienda como garantía. Finalmente, el alquiler vitalicio brinda una solución flexible, calculando el costo del alquiler basado en la esperanza de vida del propietario y descontándolo del valor de la propiedad.

Estas alternativas no solo ofrecen soluciones financieras a los jubilados para mejorar su calidad de vida, sino que también destacan la importancia de considerar el inmueble no solo como un hogar, sino como una herramienta estratégica de planificación financiera. Con la inversión en vivienda duplicándose en el último año, queda claro que el 'ladrillo' sigue siendo una apuesta segura para aquellos que buscan seguridad y rentabilidad en sus inversiones.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement