Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:19

Colchón de cuna

Generalmente, el síndrome se presenta entre la cuarta y decimosexta semana del bebé. Además, es más común en meses fríos y durante la noche, especialmente en niños con mayor movilidad.

Colchón de cuna

Durante los primeros meses de vida, los bebés se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo de sus funciones cognitivas. Conforme va aumentado la movilidad del niño, también incrementa el riesgo a sufrir Síndrome de Muerte Subida del Lactante o SMSL.

¿Qué es el Síndrome de Muerte Subida del Lactante?

El SMSL ocurre en 1 de cada 2000 bebés y puede ser el causante de la muerte prematura. Este síndrome es provocado por el bloqueo de las vías respiratorias del bebé, mientras que se presenta un incremento en la temperatura corporal.

Generalmente, el síndrome se presenta entre la cuarta y decimosexta semana del bebé. Además, es más común en meses fríos y durante la noche, especialmente en niños con mayor movilidad.

El SMSL es una de las principales preocupaciones de los padres porque no depende completamente de ellos. Sin embargo, se pueden llevar a cabo algunas pautas y precauciones que reducen el riesgo a que el niño sufra de asfixia.  

Colchón de cuna antiasfixia como principal método preventivo

El colchón de cuna es uno de los principales factores a considerar para prevenir el Síndrome de Muerte Subida del lactante. Existen colchones antiasfixia especialmente diseñados para evitar el bloqueo de las vías respiratorias del bebé y disminuir cualquier riesgo latente.

Los colchones antiasfixia cuentan con características especiales que garantizan mayor seguridad durante la noche, entre ellas:

1. Tejido tridimensional microperforado

El uso de este tejido especial es de las mejores cualidades de un colchón de cuna para prevenir asfixias porque mejora la transpiración y oxigenación del bebé. Además, estos colchones de cuna cuentan con una cámara de aire interior que facilita la respiración del bebé, incluso cuando está acostado boca abajo.

La transpirabilidad del colchón también es indispensable para controlar la temperatura corporal del bebé y mejorar su ciclo de sueño.

2. Firmeza

El colchón debe ser firme, pero cómodo. Esta combinación evitará que el colchón se adapte demasiado al bebé y produzca cambios en la temperatura corporal. Además, seguirá siendo cómodo y permitirá que el niño descanse mejor durante las noches.

3. Libre de presión

Los mejores colchones de cuna antiasfixia deben contar con un material transpirable especial que pueda aliviar la presión de la cabeza del bebé sobre el colchón y así, disminuir el riesgo de que el bebé desarrolle un área aplanada en la cabeza.

Otras medidas preventivas ante el SMSL

Mantener la temperatura corporal es muy importante, por lo que es imprescindible abrigar al bebé, pero no demasiado. Si le colocas demasiada ropa al bebé o mantas, puede que su temperatura aumente y esto puede desencadenar el SMSL.

Acostar al bebé boca arriba es indispensable para prevenir cualquier riesgo de obstrucción en las vías respiratorias. Sin embargo, es importante que la cabeza sea orientada hacia un lado en caso de que el bebé vomite.

No se recomienda colocar juguetes y peluches en la cuna porque puede obstruir sus vías respiratorias en cualquier momento. Lo mejor es que la cuna esté despejada y libre de riesgos.

Elige un colchón de cuna adecuado

Sin duda, es una necesidad escoger un colchón de cuna adecuada para tu bebé. El colchón de cuna para bebés de BabyKeeper destacan por ser muy seguros y estar certificados como un producto sanitario.

Además, su material es de calidad, permeable al aire, transpirable, cómodo y está completamente libre de tóxicos perjudiciales para el bebé. Lo mejor es que los colchones no requieren de una sabana bajera porque es completamente higienizante.

De esa manera, resulta una de las mejores opciones en el mercado para prevenir el SMSL y facilitar la vida de los padres en el proceso.